HOY TENEMOS UN GRAN RETO:

Necesitamos que nos ayudes con tu
donación para que cientos de personas
no pasen hambre durante esta crisis.

HOY TENEMOS UN GRAN RETO:

Necesitamos que nos ayudes con tu
donación para que cientos de personas
no pasen hambre durante esta crisis.

¿Cómo ayudar?

El Banco de Alimentos cumple 10 años luchando contra el hambre y el desperdicio de alimentos, a través de una serie de programas y proyectos que ayudan a reducir el impacto de esta problemática que afecta a la ciudad de Guayaquil y alrededores.

Para poder alcanzar nuestra misión, y llegar a más personas vulnerables, esto es niños, adultos mayores y personas con discapacidad, necesitamos tu ayuda. La crisis sanitaria que vive el país por el COVID-19 ha obligado a cientos de trabajadores informales cuyo sustento económico es el trabajo diario, a quedarse en casa para evitar el contagio, pero así mismo no tienen los recursos económicos para adquirir alimentos para sus familias.

Puedes ayudar mediante una donación económica por el monto que desees, por una sola vez o de manera recurrente, así podemos continuar con el desarrollo de los programas que brindan nutrición y seguridad alimentaria a nuestros beneficiarios. Recuerda que también puedes aportar con la donación de alimentos no perecibles, esto es atún, sardinas, fideos, arroz, frejoles, lentejas, aceite, sal, entre otros.

Ponte en contacto con nosotros si deseas obtener más información.

¿Quiénes somos?

Somos una institución sin fines de lucro que contribuye a reducir el hambre, mejorar la nutrición y evitar el desperdicio de alimentos. Somos un puente entre las empresas productoras y comercializadoras de alimentos, con las personas que padecen hambre. Promovemos la inversión social como eje para alcanzar el desarrollo de las personas, a través de una adecuada nutrición y alimentación.


Estamos acreditados por la Global FoodBanking Network, asociación con más de 700 bancos de alimentos en el mundo, quienes contribuyen con la alimentación de más de 7.1 millones de personas. Actualmente en Ecuador somos uno de los mejores aliados para fortalecer las estrategias de responsabilidad social de las empresas. Bajo nuestro slogan "Barrigas contentas, corazones llenos" buscamos motivar la solidaridad humana, y llevar el mensaje de que todos podemos aportar en reducir el hambre y la desnutrición en nuestra ciudad.